Resultado de un avalúo:

Además de la firma con el respectivo número de registro y credencial del Registro Nacional de Valuadores, el documento que le entregue el Valuador contendrá como mínimo los siguientes elementos (estos pueden variar según el tipo de predio):


-Indicación de la clase de avalúo que se realiza y la justificación de por qué es el apropiado para el propósito pretendido.

-Identificación y descripción de los bienes o derechos avaluados, precisando la cantidad y estado o calidad de sus componentes.

-Características de la propiedad. Se trata de una descripción física del bien, sus acabados, sus materiales y su arquitectura.

-Información jurídica y de titulación. Donde se relacionan los antecedentes registrales de la propiedad.

-Los datos urbanísticos del sector. Descripción de la zona y análisis de aspectos incidentes (positiva o negativamente) sobre el valor de la propiedad.

-Consideraciones sobre usos. Se refiere a la destinación que puede darse al bien en relación con las normas urbanísticas aplicables como por ejemplo, comercial, residencial, industrial, mixto....

-Los valores de referencia o unitarios que se utilicen y sus fuentes.

-Las cantidades de que se compone el bien o derecho valorado, que se utilizaron para realizar los cálculos.

-La vigencia del avalúo.

-Metodologías aplicadas. Se deben incluir los datos y referencias de los modelos de cálculo utilizados.

-Cuando la metodología del avalúo utilice un sistema de depreciación, se debe indicar el método de depreciación utilizado y la razón por la cual se considera que resulta más apropiado que los métodos alternativos.

-Si la metodología del avalúo utiliza índices, se debe señalar cuáles se utilizaron y la fuente de donde fueron tomados.

-Memorias de los cálculos realizados. Hace referencia a las fórmulas, valores y resultados obtenidos -en las diferentes metodologías- durante la estimación del valor.

-Estimaciones sobre valorización. Qué posibilidades tiene el tiempo de crecer el valor de la propiedad de acuerdo con el comportamiento del mercado, las obras de infraestructura del sector, la fisonomía social y de seguridad de la zona y en general, teniendo en cuenta los demás elementos urbanísticos y propios de la propiedad que puedan afectar su valor positiva o negativamente.

-La identificación de la persona que realiza el avalúo y la constancia de su inclusión en las listas que componen los Padrones de valuadores, emitido por la Autoridades competentes.

-Avalúo comercial (valor del inmueble). El precio real estimado de acuerdo con los cálculos y demás consideraciones tenidas en cuenta por el Valuador. Debe discriminar los valores de suelo, áreas con diferentes usos y/o tratamientos, entre otros datos.

-Registro fotográfico del inmueble. Imágenes de la propiedad con comentarios que permitan identificar cada una de las áreas y su estado.

-Anexos de documentos consultados. Al documento final se le deben adjuntar las notas, fichas, documentos y/o mapas en que se relaciona la normatividad aplicable a la propiedad. También los planos, levantamientos topográficos (si se realizó), documentos de titulación y otros que hayan podido utilizarse durante el avalúo.